Ximena Bonilla Fortes “El Porfiriato”

A pesar de la gran dictadura que caracterizó al gobierno de Porfirio Díaz actualmente su legado se sigue viviendo.

México es un país de clases medias y obreros que se sigue levantando de crisis políticas y económicas constantes.

Porfirio Díaz recibió un país débil en muchos aspectos y entregó un país con otra visión del mundo, con mejoras económicas y sociales, un país en el que se buscó no regresar a los enfrentamientos religiosos y en el que, hasta la fecha, son mínimos. Sin duda alguna, este político mexicano cambió el rumbo de la historia en nuestro país y le dio un diferente estatus a México. Porfirio Díaz es, para muchos, un gran villano de la política mexicana, y para otros un héroe.

 

El periodo de 1876 a 1911 está marcado dentro de la historia de nuestro país como porfiriato, y se refiere al gobierno de Porfirio Díaz, quien ocupo la presidencia del país durante ese tiempo, con la excepción de 1880 a 1884, donde el presidente fue Manuel González. Pero a partir de 1884, y hasta mayo de 1911, gobernó el general Porfirio Díaz.

Su nombre completo era José de la Cruz Porfirio Díaz Mori y de niño lo apodaban “El Chato”. Nació en Oaxaca y fue un gran militar.

Esta etapa del país coincide con  el imperialismo. Este periodo, tuvo como principal característica un nuevo tipo de colonialismo, o sea que los grandes países capitalistas ya no controlaban directamente al resto del mundo, sino apropiándose de los recursos naturales y su mano de obra, lo que trajo importantes cambios.

En  América latina este periodo tuvo como principal característica, que sus élites políticas adoptaron, de manera  entusiasta, las políticas de liberalismo y cambio de apertura   de mercados promovidos por los países metropolitanos. La producción de materias primas  para la exportación atrajo la inversión  extranjera a la región. Los países  de Latinoamérica, México entre ellos, cubrieron  las nuevas demandas que tenían los dueños del capital, quienes se sirvieron de los estados nacionales para invadir la agricultura y apoderarse de los principales recursos naturales. Para extraer  las materias y facilitar la introducción de los equipos y mercancías, el capital financiero estimuló la construcción de puertos y ferrocarriles y, para que funcionara todo esto, de servicios públicos.

México estaba envuelto  en una profunda crisis general a causa de las diversas guerras que lo habían azotado.

Porfirio Díaz  figuró se levanto en armas en  dos ocasiones: una en contra  de la reelección del presidente Juárez y una nueva disputa por el poder, contra Sebastián Lerdo de Tejada, al intentar éste reelegirse en.

La reelección del general Díaz  lo hizo ser el hombre más importante  de México  por espacio de treinta años. En este tiempo sucedieron muchas cosas sobresalientes en el país: se logró alcanzar la estabilidad  política; se registró  un  crecimiento económico, disminuyeron la delincuencia  y el bandolerismo. Y al igual de estos grandes cambios a favor de la patria, también hubo grandes abusos  tales como: despojo de la propiedad comunal  indígena; se fortaleció  el latifundismo; se reprimió con mano dura a quienes alteraran el orden público o se opusieran  al régimen; se ataco la libertad de prensa y la gran parte de la población se mantuvo en la pobreza.

En términos generales se puede decir que el Porfiriato es un periodo en la historia nacional de marcados claros y oscuros: es un periodo polémico.

Porfirio Díaz también fue un gran conciliador, pues lo mismo integró  en su gobierno a liberales  que a conservadores, y fue capaz  de convertirse en punto de equilibrio entre posturas y anteriormente confrontados.

Para promover el crecimiento económico del país durante su periodo, el general promovió políticas liberadoras  de la economía nacional y México mostró una gran apertura al capital extranjero.

El capital extranjero dominaba, casi de manera absoluta, la minería, la explotación petrolera, la banca y los, ferrocarriles.

El periodo en el cual el general Díaz estuvo al frente de la presidencia del país se caracterizaron por la modernización de la nación; esto significa que arribaron los avances tecnológicos más sobresalientes de la época. Este crecimiento se vio claramente marcado en dos ramas de la vida nacional en lo económico y lo administrativo.

La modernización económica fue posible principalmente a la expansión del ferrocarril y el tendido de la red telegráfica y telefónica. El ferrocarril era considerado la “palanca del progreso”.

al finalizar el siglo XIX, alrededor del 70% del total de las exportaciones mexicanas tenían como destino el vecino país del norte. Esto provocó una dependencia económica hacía EU, evento que hizo que Porfirio Díaz exclamara “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”

Durante el Porfiriato se consolidaron los primeros bancos de emisión de billetes. También se aprobó la Ley de Instituciones de Crédito y en 1899 se creó el banco central Mexicano.

Una de las principales características del sector campesino es que el pago a los campesinos se hacía por lo general, en dinero y especie mediante las tiendas de raya, propiedad del hacendado, Mediante las cuales el campesino  tenía que recurrir al endeudamiento, que los  obligaba a quedarse en las haciendas y con  eso los hacendados tenían la garantía de la mano de obra para su tierras. Además estas deudas eran hereditarias.

El gobierno trato de hacer algo por la educación y por ello creó una serie de instituciones como el Consejo Superior de Instrucción Pública y la Universidad Nacional.

De la personalidad de Don Porfirio se sabe que era un hombre de carácter fuerte y convicciones definidas. Hoy en día lo recordamos como un hombre reservado, silencioso e impenetrable, que no mostraba sus sentimientos, se le reconoce por ser todo un caballero con las damas y muy duro con los hombres. Tenía un humor irónico y como todo un político que era, practico la tolerancia y el perdón al enemigo.

Entre sus aficiones se encontraban el juego de cartas, el billar y el boliche. También le gustaba escalar, y de vez en cuando lo hacía en las pirámides de Teotihuacán.

Se especula que el Grito de Independencia se daba en la madrugada del 16 de septiembre y Don Porfirio lo cambió para el 15 para que fuera el día de su cumpleaños.

Yo, para como veo en este momento las cosas en nuestro país, creo que fue la mejor época de México.

Porfirio Díaz logro situar a México dentro de los mejores en el mundo, había progreso, estabilidad financiera, había orden y seguridad.

Es cierto que había mucha gente pobre, pero hoy en día sigue habiendo, la verdad es que yo creo que el porfiriato tuvo mas pros que contras

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s