Mayas

Nunca me había puesto a pensar como las culturas de Mesoamérica vivían de una manera tan llena de creencias e inteligencia, como con solo ver el sol y la luna los mayas pudieron predecir desde que hora era hasta a donde ir, y asi fue como se me ocurrio escribir sobre ellos …

Los mayas fueron una civilización muy importante dentro de la historia de México. Los mayas lograron habitar una gran parte de Mesoamérica, en donde hoy están los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán, Belice, Guatemala, Honduras y el Salvador. Esta civilización reino por más de 17 siglos sobre la zona mesoamericana dejándonos gran parte de su cultura.

Los mayas fueron una civilización muy inteligente y tuvieron grandes avances en la astronomía, ya que hasta la fecha los astrólogos siguen impresionados con la exactitud de muchos de sus descubrimientos como el eclipse lunar.

“Entre los restos de esta civilización también encontramos sus 3 calendarios (Tzoolkin de 260 días, Haab de 365 días que es exactamente igual a nuestro calendario gregoriano, y el calendario maya de cuenta larga), los 3 eran matemáticamente perfectos.” [1]

La imaginación sin fronteras de los mayas fue lo que los llevó a inventarse un sistema de numeración tan claro y sencillo de comprender. Estaba basado en signos tan simples como los puntos y las barras, con esto empezaron a saber desde cuantas personas vivían en su familia hasta para poder entender la existencia del “Cero”.

La arquitectura maya fue muy rica, sus estructuras eran  gigantescas de piedra caliza cubiertas de estuco, los edificios estaban adornados con mascarones y cresterías talladas en piedra y estuco, generalmente estaban pintados de rojo, por la gran cantidad de piedra caliza que había en las tierras mayas. Para hacer las paredes, los mayas usaban bloques en dos filas, que luego rellenaban con piedras pequeñas. Si se llegaban a equivocar, les ponían encima diferentes decoraciones para que no se viera el error.

“Los dioses de los mayas, habían dirigido su mirada hacia ellos: Itzamná, el dios de la sabiduría, les había enseñado la escritura; bajo su abrigo, los mayas crearon el sistema de escritura más avanzado del mundo prehispánico. A través de la combinación de signos fonéticos e ideográficos.”[2]

La sociedad Maya, se dividía en 4 clases principales: La nobleza, los sacerdotes, la gente común y los esclavos, que tenían sus subdivisiones también: militares, escribas, artesano entre otros.

Los mayas al gobernante, generalmente se le llamaba señor” o “señor divino” que vivía en la ciudad más importante, y a veces ellos mismos o alguno de los miembros de su familia recibía el nombre de “supremo señor de la guerra”. Había una capital y alrededor de ella, se encontraban ciudades satélites y pueblos, administrados por el sajal.

Algunos términos para oficios de los mayas eran: artesano, cortador de piedra, jefe cortador, escultor, pulidor, escriba.  Al sacerdote se le decía: el de los libros sagrados, guardián del papel o el que reza.

La religión para los mayas, siempre estaba presente en los ritos agrícolas, en las ceremonias publicas, en el arte y la cultura. Su importancia fue muy grande y estuvo siempre ligada al control político y  como las ciencias, estuvo también en manos de los sacerdotes.

Los mayas creían que el universo tenía tres partes: el cielo, la tierra y el inframundo. El cielo tenía 13 capas, la última de ellas era la única que hacia contacto con la tierra y cada de las capas era gobernada por uno de los Oxalahuntiki. El dios Itzamni representado como reptil o iguana, era el que manejaba todas las capas del cielo. El inframundo estaba debajo de la tierra, y estaba dividido en 9 capas. Cada una de estas capas era gobernada por uno de los Señores de la Noche. Se creía que cuando morías, tu alma comienza un camino al inframundo, donde debías cruzar un rio con la ayuda de un perro y al llegar al sur llegaban a su alma.

La religión tenía 3 principales características que eran: religión politeísta, religión naturalista y la dualista.

En la religión Politeísta se adoraba a varios dioses a la vez.  En la religión Naturalistas Los dioses eran los 5 elementos, los fenómenos atmosféricos, los cuerpos celestes. En religión dualista parte del principio de que el bien y el mal son igualmente divinos. Los dioses del bien estaban en constante lucha con los dioses del mal, pero dependían tanto del uno del otro como el día y la noche. Otros ejemplos son: el padre fecundante y la madre fecundada; la vida y la muerte. Los destinos de la humanidad se veían afectados siempre por esta lucha. Los dioses compasivos producían cosas positivas, como el trueno, el rayo, la lluvia, el maíz y la abundancia. A los dioses malos en cambio, se les atribuía el hambre y la miseria causadas por los huracanes, las sequias y la guerra sembradora de muerte y destrucción. Un excelente ejemplo de esto es una representación en un códice en la que Chac, dios de la lluvia, planta un árbol, mientras que a su lado Ah Puch, dios de la muerte, lo arranca y lo rompe en dos.

 


[1] BURGOA LLANO, MARIA ISABEL. “Mis apuntes de historia de México”. Publicista mexicana S.A DE C.V, México D.F. Julio 2010. Pagina 123

[2] “Escritura Maya” en Sacbe [publicación en línea]. Disponible en Internet < http://oncetv-ipn.net/sacbe/mundo/escritura/index.html.>. [Fecha de acceso: 27 de septiembre, 2012].

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s