Shock cultural. Fernanda Perez Teuffer

Shock Cultural

 

En este ensayo voy a hablar sobre el shock cultural, primero que nada voy a dar una pequeña introducción de lo que es el “shock cultural”  trata simplemente de describir los sentimientos de confusión, nervios, incomodes de una persona que puede experimentar al dejar una cultura que le es familiar para vivir en otra completamente diferente. La gente con el simple nombre podría pensar que es algo malo, pero no. El shock cultural son las diferente costumbres que tiene la gente, las diferentes formas de pensar, diferente cultura. Es cuando llegas a un lugar nuevo y tienes que acostumbrarte a eso. Un ejemplo es cuando viajas a un lugar con diferente horario y tienes que acostumbrarte a ese horario para comer, cenar, desayunar, dormir, etc.. que al principio puedes encontrarlo algo difícil pero al final te acabas acostumbrando. Otro ejemplo podría ser cuando vas a casa de una amiga y a lo mejor hacen las cosas diferente que a las tuyas, que puede ser que al principio se te haga raro pero te das cuenta que cada quien tiene su forma de pensar y de hacer las cosas y cualquiera esta bien. Esos ejemplos fueron algunos que yo pensé ahorita pero yo viví un gran shock cultural que al principio me pareció difícil pero al final me acostumbre y quiero platicarlo.

Me fui un año fuera a vivir a Canadá, a un pequeño pueblo llamado Whitby que está a cuarenta minutos de Toronto. Vivía en un internado que se llama Trafalgar, es un castillo no muy grande que tiene maso menos 120 años, por dentro sigue teniendo cosas antiguas, cuadros, esculturas que cuando llegue me dio muchísimo miedo, el castillo ya que es algo viejo cuando caminas se escucha como rechina el piso y eso, cuando llegue me pareció horrible, con los días me fui acostumbrando porque al principio ni si quiera podía caminar yo sola por el colegio.

Cuando entre al internado vi todo muy diferente, sobre todo que habían niñas de muchos lugares diferentes, chinas, japonesas, canadienses, mexicanas, españolas y de otros lugares. Me dijeron que subiera a mi cuarto y que ahí iba a conocer a mi roommate, yo la verdad es que quería que me tocara con una canadiense y cuando entre vi sentada en su cama a una china, cuando la vi empecé a platicar con ella y me cayó muy bien, pero seguía con las ganas de que fuera otra niña, luego pensé y quise quedarme con ella para conocer una cultura nueva, muy diferente a la nuestra.

Fui a mi salón y ahí estaban todas mis compañeras, platique con ellas y me pareció muy interesante porque a lo largo del año me fui dando cuenta como sus costumbres son completamente diferentes. Había en mi salón niñas de totalmente diferentes culturas, chinas, hindús, jamaiquinas, japonesas, canadienses y mexicanas, yo y otra amiga de Puebla. En algo que me llamo muchísimo la atención es en lo aplicadas y responsables que son todas, no faltaba una. Y algo que en México no se ve mucho es la honestidad lo cual en Canadá es súper importante, de ninguna manera alguna copiaba la tarea y menos un examen. No faltaban a una clase y si faltaban se ponían al día apenas podían. Las mises se les habla con muchísimo respeto se les debe decir por su apellido, nada de apodos, a lo cual que ellas también te hablan con mucho respeto. Otra cosa diferente es que usábamos computadora envés de cuadernos y al principio yo estaba fascinada con esa idea pero al final me di cuenta que prefería cuadernos, ya que era muy fácil de concentrarte con la computadora, pero me tuve que acostumbrar ya que no había de otra.

Regresando al tema de mi roommate quiero contar un poco de cómo me llevaba con ella, de cómo fui aprendiendo sus costumbre y como nos fuimos familiarizando las dos, combinando las costumbres para que las dos estuviéramos felices.

Ella se llama Holly y era hija única que eso llego a complicar un poco las cosas ya que ella estaba acostumbrada a dormir en un cuarto sola y yo no porque yo duermo con mi hermana. Un día yo estaba dormida y ella entro y predio las luces, y no le dije nada pero lo siguió haciendo constantemente hasta que le dije de favor que no lo hiciera. Otra cosa que me molestaba muchísimo de ella era que todas las noche cenaba en el cuarto una sopa de noodles que olía horrible, pero como ella estaba acostumbrada a eso no le podía decir que no lo hiciera, así que yo me tuve que acostumbrar. Algo que me daba mucha curiosidad es cuando hablaba con sus amigas por skype y hablaba Chino, yo no entendía nada y un día le dije que me enseñara y que yo a ella. Así que nos dimos clases pero claro, yo no aprendí nada. Yo era muy desordenada así que ella se enojaba con migo por mi desorden pero poco a poco me fui volviendo un poco mas ordenada para que ella estuviera también cómoda. Un día sus papás la fueron a visitar y me invitaron a comer a un restaurante Chino, estuvo muy agusto y me platicaron cosas de su país y yo del mío. Yo pedí arroz y cuando me lo trajeron pedí un tenedor para comérmelo porque soy pésima con los palillos y cuando me lo trajeron me vieron con la peor cara entonces les pregunte que si estaba mal, y me dijeron que en su país es un símbolo muy malo así que por eso ellos comen con los palillos, ahí sentí un gran shock porque yo no estaba acostumbrada a comer con palillos y no pensaba que para ellos estaba mal así que tuve que agarrar los palillos y hacer el intento.

Un fin de semana me invito una amiga a pasar el fin con ella y su familia, nos recogió su papá en el colegio, cuando me subí al coche lo iba a saludar de beso como se acostumbra en México pero me di cuenta que en Canadá no era así. Llegamos a su casa y fue igual, a su mama tampoco la salude de beso, yo me sentía maleducada por no hacerlo pero es algo diferente que haya no lo debes hacer. Algo que me llamo mucho la atención es como mi amiga no tenia mucha comunicación con sus papas le preguntaban ¿cómo te fue en el colegio? Y ella envés de contarles todo nada mas contestaba bien. Y ellos ya no le preguntaban mas y ni le sacaban mas platica. Y yo cuando llego del colegio les cuento cada detalle que pasa ese día. Cuando cenamos nos sentamos en la mesa y realmente no había un tema de conversación, yo les trataba de platicar y me contestaban muy monos pero no conversaban mucho y estaba la tele prendida, lo cual en mi casa no lo hacemos. Al día siguiente cada quien desayuno por su parte pero después nos llevaron al cine y mientras empezaba la película fuimos por un helado y me preguntaron de cómo era México en verdad que porque ellos tienen una imagen y les da curiosidad de cómo es en realidad. Yo les conté como maso menos son nuestras costumbres y que la gente se imagina unas cosas de México que claramente no son verdad, que hay zonas en las que si hay “burros” (porque eso me preguntaban) pero que donde yo vivo es muy parecido a lo de ellos. Ese fin me la pase muy bien y me di cuenta de cómo viven en realidad las familias canadienses y si me pareció muy diferente a mi vida diaria en México.

La comida en mi colegio era bastante diferente que a la que yo estoy acostumbrada, todo era con litros de aceite. Al principio yo no comía nada pero después tuve que irle agarrando el gusto y me tuve que acostumbrar.

El día que mas sentí el “shock cultural” fue un día al que le llaman MAY DAY, se trata en que las niñas que son de los mismo países se juntan y hacen cosas para ensenarles a las demás de cómo son nuestras culturas.

Nosotras las mexicanas hicimos unos molletes, chilaquiles y quesadillas y preparamos una salsa, que no le pudimos poner mucho chile porque no aguantan. También preparamos un baile todas vestidas de México. Las culturas que mas me llamaron la atención fueron las japonesas que hicieron un baile muy bonitos con abanicos y vestidos enormes. Otra, las chinas nos dieron de comer un pollo delicioso, las jamaiquinas dieron unas empanadas que a mi la verdad no me gustaron. Luego también las canadienses hicieron un baile con unos listones muy originales. Este fue el día que pude conocer muchas diferentes culturas no solo platicándolas como lo hice todo el año si no que pude probar de su comida y ver sus bailes típicos.

Esto es un poco y lo básico del shock cultural que tuve al irme un año a vivir a Canadá. Aprendí muchísimas cosas de diferentes culturas y puedo decir que si me costo acostumbrarme a todo pero lo logre porque son simplemente diferentes formas de pensar y de actuar que con solo cosa de intención y tiempo puedes adaptarte y vivir con ello.

El shock cultural finalmente me parece que es algo que solo debes de poner de tu parte y así poder acostumbrarte como yo lo hice con mi roommate china que por mas que olía todas las noches mal puse de mi parte y me acostumbre, porque si no pones de tu parte a la única persona que perjudicas es a ti misma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s