ENSAYO SHOCK CULTURAL Christianne Servitje

Hace dos años tuve una gran experiencia la cual me gustaría mucho compartir escribiéndola en este ensayo. Es por eso que voy a hablar de mi año fuera en Suiza. Es un tema del shock cultural porque es completamente diferente la forma de vida, de ser, de actuar y de pensar de las personas de allá a las de aquí. Es una experiencia muy buena que te abre al mundo de una forma impresionante y te hace entender y comprender más sobre otras culturas, tradiciones, formas de vida, en fin.

El shock cultural es un término usado para expresar sentimientos un poco de confusión, desorientación al ver a una persona o lugar diferente. Al vivir en otro lugar o país distinto nos vemos expuestas a cosas diferentes de lo que normalmente vives. A todo este proceso de conocimiento, experimentación, tolerancia, formas de entender cosas nuevas, etcétera es el shock cultural. Pero debemos de adaptarnos a lo que se nos enfrente, aunque no sea fácil y tener siempre la mentalidad abierta para poder conocer cosas nuevas, porque aunque para ti no sea normal lo que hacen, puede ser que para ellos sea una tradición muy común. Debemos siempre llegar con una buena actitud y con ganas de conocer otras formas de vida.

En tercero de secundaria tuve la oportunidad de irme a estudiar a Suiza en una ciudad llamada Lausanne cerca de Ginebra. Me fui con una niña que habíamos estado juntas en el colegio de chiquitas pero que ya no nos llevábamos tanto. Es un colegio mixto que se llama Champittet. Ya que llegue me tocó tener una compañera de cuarto de Senegal. Ya para empezar aparte de que ella es negrita que no soy nada racista al contrario, pero por ese simple echo y que nunca había convivido con una, sabía que iba a cambiar la forma en la que iba a vivir ese año, era diferente a lo que conocía. Estar con una niña que no conozco, durmiendo con ella todo los días, compartiendo closet, baño, regadera, en fin, no se esperaba nada fácil.

Pero no sólo el hecho de dormir con una desconocida me daba miedo sino también el hecho de que cuando llegué al colegio o al país por decirlo mejor en donde no entendía el idioma, eso me causaba mucho conflicto. Fue una situación muy difícil para mi, estuve los primeros meses un poco sin saber bien lo que pasaba a mi alrededor porque no entendía lo que comentaban. Lo único positivo que puedo decir de eso es que yo no era la única en esa situación, gracias a Dios porque sino, no sabría como le hubiera hecho, eso de tener a alguien conocido conmigo me tranquilizaba mucho.  El hecho de que hablaran francés y yo no comprendiera y encima de todo que no me pudiera dar a  entender era una frustración horrible.

Todos esos días de los primeros meses eran grandes retos a enfrentar día tras día. Yo hacía lo posible para terminar con eso lo antes posible, mi meta era poder adaptarme o integrarme con gente nueva, de diferentes lugares, con distintas formas de pensar, de vivir, etc, entender el francés y poder hablarlo fluidamente y conocer cosas nuevas. Experimentar cosas que no pudiera hacer en otro lado, convivir con gente diferente, abrirme al mundo de hoy en día y divertirme mucho.

Para llegar a lograr todas estas cosas que me estaba proponiendo, ponía mucha atención en clase, a las conversaciones que me rodeaban para ir desarrollando mi oído e ir captando palabras que conociera. Socializando con personas en especial las del internado, con las cuales termine conviviendo mucho, etc.  

Otra cosa que también me costo mucho adaptar era la forma de vida en general. Eso de estar en un internado no me afectaba mucho porque sabía a lo que iba, pero las comidas también son diferentes al igual que los horarios, por ejemplo el desayuno nosotros estamos acostumbrados a un desayuno muy completo y allá solamente nos daban pan con chocolate, suena muy tonto pero por mas de que sea una estupidez son cosas a las que te tienes que llegar a acostumbrar para vivir por completo la experiencia. En las comidas cuando daban pollo por ejemplo nosotras sacábamos rajas para ponérselas. Son cosas que viviendo tanto tiempo en cierto lugar te dejan con esos pequeños hábitos que luego es difícil dejarlos.

La puntualidad de los suizos es otra cosa que me impacta! Cuando decían una hora, exactamente a esa hora ya estaban ahí todos listos. Y siendo sincera que nosotros los mexicanos en general no somos nada puntuales cuesta mucho trabajo aprender a ser así pero es algo que me dio mucho gusto acostumbrarme a esa forma de vida aunque sinceramente ya se me fue por completo desde que regrese de allá. Al principio no fue nada fácil llegar a tiempo siempre nos esperaban por lo menos diez minutos y eso es demasiado para ellos, no les gustaba nada.

Yo viniendo de México; de una ciudad peligrosa, nada tranquila, con una cantidad de gente impresionante, un país muy querido y unido pero a su vez con una cantidad de ilegalidades impresionantes,  robo tras transas, tras delitos fue un cambio radical ir a Suiza. Ese siendo un país ordenadísimo, con ideas muy cuadradas, gente muy decente y confiable, un lugar calmado con poco movimiento especialmente en domingos, siguiendo reglas al pie de la letra es algo que nunca antes en mi vida lo había vivido.

Podíamos salir del colegio a la hora que fuera, subirnos al camión público, pasear por la ciudad de noche sin tener que preocuparnos o tener miedo de que algo nos fuera a pasar, de verdad eso fue un shock impresionante para mi. Me encanto poder saber lo que es vivir un poco en libertad por así decirlo, obviamente con mas responsabilidad pero al mismo tiempo con menos preocupación.

Los amigos que hice allá son gran parte de mi experiencia. También tengo que recalcar que es demasiado diferente la forma de pensar de ellos a la nuestra. Muchas cosas de las que aquí, en México, en nuestra sociedad son consideradas como fuera de lo normal, no comunes o de plano consideradas como “mal” allá no se veían así. Esa forma de pensar que tienen, que no juzgan por tu físico, por tu nacionalidad, por la forma en la que te vistes y en especial por tu reputación es algo que  me impacta. Aquí por mas de que digamos que no pasa, todos sabemos la verdad, sabemos y dominamos lo que sucede. Esa forma abierta de pensar de ellos sin importar la situación me encanta. Te adaptan de manera rápida e inconciente, te abren las puertas a su mundo y te dejan entrar. Me llamo mucho la atención como después de solamente un año pueda llegar a quererlos tanto aunque vengan de una familia muy diferente a la mía, de un país diferente, con costumbre y hábitos que no se pueden ni comparar.

“Uno se identifica, y los demás lo identifican a uno, con la situación de uno en un lugar común”1

Esta frase es muy cierta por eso me ha gustado rescatarla. Tu mismo te pones una etiqueta y así es como tu te vas a ver e identificar pero la gente que te rodea te pone o te identifica de otra o de la misma manera ya depende de ti. Por eso es muy importante siempre saber bien quien eres y de lo que eres capaz. Porque el lugar común que te rodea también tiene mucho que ver.

Hay necesariamente puntos positivos y negativos en todo, pero al fin y al cabo los amigos que hice allá son personas con las que compartí momentos muy importantes en mi vida y me encanto haber tenido la oportunidad de tratarlos. Obviamente por razones lógicas me llevaba muchísimo con los mexicanos de Suiza, porque por el simple hecho de que vengan del mismo país que tu, ya piensan igual, tienen las mismas costumbres, educación, etc y por eso te relacionas mas con ellos y logras un vínculo especial que no lo formas con personas de otros lugares.

Por ultimo me gustaría concluir que a pesar de lo difícil y complicado que estuvo al principio por el gran shock cultural que viví me encanto haber vivido esa experiencia. Es una gran oportunidad en la vida porque te das cuenta de cómo son las cosas fuera de tu propia burbuja, te toca vivir experiencias muy diferentes a las que has vivido o que tal ves solo llegues a vivir una vez. En fin, yo si siento que es importante que todo mundo viva este tipo de experiencias en su vida para que se den cuenta de otras culturas, sociedades, tradiciones, las diferentes formas de pensar y los distintos cambios que puede tener una persona solamente por la influencia que da el lugar en el que vives.

Vivir un poco distinto a lo que estas acostumbrado tiene sus beneficios y es necesario encontrar siempre lo positivo. El shock cultural no es nada fácil al principio pero vale la pena una ves que lo vives. Debes echarle ganas a la vida y sacarle provecho a todo, es lo mas importante. Aprender cosas nuevas de la experiencias que se te enfrente y estar siempre con una mentalidad abierta para aprender, ver y conocer cosas diferentes.

Por mas de que sea difícil entrar en una situación nueva, no te des por vencido porque en la vida no hay imposibles y siempre lo que se te enfrenta para por alguna razón y cuando te pasa a ti en lo personal es porque lo puedes llegar a enfrentar, solo dale tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


1 BERGER, PETER. “La identidad como problema en la sociología del conocimiento” En: Hacia la sociología del conocimiento,  G. Remmling, FCE, México, 1982, pg. 363

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s