“El aliado invisible de Hernán Cortés” por Eugenia Sánchez

El aliado invisiblede Hernán Cortés

El jefe de la expedición de la búsqueda de nuevas tierras, Hernán Cortés durante la conquista además de sus hombres, tuvo como aliado un factor inimaginable que a muchos sorprendió. Yo en éste ensayo voy a hablar acerca del comienzo de la conquista de Hernán Cortés en México Tenochtitlán, ya que a mí es un tema que en lo personal me parece muy interesante por los factores y en las condiciones en las que se desarrolla, como voy a explicarlo a continuación.

En 1520, Hernán Cortés, ya habiendo tomado preso a Moctezuma, recibe la noticia de que vienen de España arrestarlo. Él huye a Veracruz junto con sus hombres pero el ejército de Pedro de Alvarado, que fue el elegido para arrestarlo, se dirigían detrás de él, Cortés al darse cuenta de la situación peleó y los derrotó. Cortés al estar pensando en huir, dejó hombres al cargo de Moctezuma y el centro de la cuidad pero no midió las consecuencias de los que podría pasar mientras se ausentaba, así que cuando regresó toda la cuidad estaba hecha un alboroto.

El alboroto era de los aztecas, que estaban dispuestos a pelear contra los españoles, teniendo como líder a Cuauhtémoc. Sin que nadie se diera cuenta, un elemento invisible, es el que he venido mencionando anteriormente, el cual era mucho más poderoso y eficiente que los cañones, espadas o cualquier otra arma; son la viruela y el sarampión, los cuales se unieron a las fuerzas del ejército de Hernán Cortés.

Muchos de los historiadores dicen que estas enfermedades no existían en el “Nuevo Mundo”, entonces por eso los curanderos de aquel mundo no tenían los remedios para poder curarla porque no la conocían, y por eso se expendió tan rápido por todo Tenochtitlán.

Después de la batalla entre aztecas y españoles conquistadores, Hernán Cortes  y su ejército es derrotado, y se le conoce como “La Noche Triste”, a ésta noche se le llama así porque es cuando Cortés no aguanta más, y bajo un árbol llora su derrota y también por la cantidad de amigos y buenos compañeros que se fueron durante la batalla.[1]

Mientras el lloraba su derrota, los aztecas se encargaron de recoger cadáveres de los que habían muerto durante la batalla y habían conseguido su primera y única victoria con la anterior batalla.

Una de las teorías de éstas epidemias, es que al ver la cuidad devastada con tantos guerreros y soldados de españoles que murieron, al recorrer Tenochtitlan para ver aquello, se encontraron con un hombre que no era ni indígena ni español, se  cree que era uno de los esclavos traídos de España que se encontraba a punto de morir pero no por la batalla, sino por una rara enfermedad que le produjo hemorragias en la nariz, tenía la garganta muy inflamada, tenía tos y tenía como pequeñas llagas en todo el cuerpo; éstos síntomas eran de la viruela. Los aztecas que lo encontraron hicieron que se corriera la noticia rápidamente para que todos estuvieran al pendiente de aquella terrible enfermedad, ya que ese hombre había traído la más letal de las armas a los conquistadores, pero al poco tiempo ya toda la región la padecía.

Antes de la conquista, según las crónicas de Cristóbal Colón las islas que iban descubriendo por el año 1507 también padecían de ésta enfermedad y luego llegó hasta Haití en 1517. También se cree que también la padecieron los incas, que se concentraban en Sudamérica por Perú y Ecuador, aunque no se ha podido demostrar todavía. Lo que si se ha demostrado es que durante los años 1520 y 1525, se expandieron por todo el sur de nuestro país y acabaron con la mayoría de los mayas que se concentraban en esa zona y también en Guatemala.

Otra teoría dice que en realidad no fue la viruela la que causo todo esto, sino que fue el sarampión. El sarampión es una enfermedad que la causa un virus, y te salen manchas rojas, tienes fiebre y te sientes cansada todo el tiempo.2

Después de que ésta epidemia, la situación de México en cuanto a la salubridad era muy grave que hasta los funcionarios obligaron a las personas a permanecer en cuarentena, pero aunque algunos si la cumplieron no sirvió de mucho porque la situación era terrible y cada vez más gente se moría.3

Después de la epidemia de la viruela o el sarampión en 1520, empezaron más epidemias en las colonias conquistadas por los españoles. Poe ejemplo; la epidemia de tifus en California en 1526 y luego en 1527 una de fiebre amarilla en Yucatán.4

Cuando Hernán Cortés y sus hombres, después de su derrota, se reorganizaron y decidieron volver a acatar la Cuidad de México, esta vez desde el lago de Texcoco y marcaron su victoria definitiva y tomaron Tenochtitlán. La canoas indígenas preciosas fueron hundidas por los barcos españoles y la cuidad fue bombardeada hasta que la destruyeron por completo. Los aztecas no se querían rendir, ellos querían seguir luchando por su cuidad y se enfrentaron a ellos desde sus canoas lanzando flechas y lanzas, aun mientras estaban bajo los estragos de la viruela.

La verdadera conquista estaba por llegar después de la caída de Tenochtitlán.

Yo pienso que la conquista de México Tenochtitlán es un histórico momento que surge en relación a circunstancias impresionantes. Los aztecas en mi opinión las personas más creativas alegres e inteligentes, ya que antes de ser conquistados por los españoles ellos tenía su propio mundo, sus propias creencias, agricultura, ganadería, una organización social impresionante, eran unos artesanos increíbles y es por eso que yo estoy orgullosa de mis raíces por ser mexicana. Cuando los españoles conquistaron la los conquistaron muchas cosas se perdieron pero el hecho de aunque estuvieran dolidos de las epidemias, enfermedades y heridas de la batalla ellos siempre lucharon hasta el final aunque por un largo rato estuvieron al mando de los españoles.

 

Por último quiero acabar éste ensayo con tres pequeñas frases que tienen relación con el tema que desarrollamos anteriormente y que tiene que ver con la lucha de tantos hombres que han hecho en diferentes circunstancias y lugares pero que todos tienen un mismo fin; conseguir la victoria para un bien común, ya sea de una nación, un país, una cultura, etc.

La primera frase es:

“Los seres humanos hacen su propia historia, aunque bajo circunstancias influidas por el pasado”.

La segunda frase es:

“El mundo sólo erige altares a las víctimas que ha sacrificado. La historia de la humanidad es la historia de los mártires”.

Y por último la tercera frase:

“Hablar de nacionalidades oprimidas perdonadme la fuerza, la dureza de la expresión es sencillamente una mentecatada; no ha habido nunca semejante opresión, y lo demás es envenenar la Historia y falsearla”.

 

 

 


[1] Cfr. “La Noche Triste”, Toda Historia. Disponible en: http://www.todahistoria.com/la-noche-triste/. 7 de noviembre de 2012

2 Cfr. “Sarampión”, Wikipedia. Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Sarampi%C3%B3n. 8 de noviembre de 2012

3 Cfr. SCHENDEL GORDON. La medicina en México de la herbolaria azteca a la medicina nuclear. Colección Salud y Seguridad Social, México 1980, p. 139 – 144

4 Cfr. ibidem. La medicina en México… p. 145

5 Karl Marx

6 Edouard Laboulaye

7Miguel de Unamuno

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s